¿Cómo escribir un cuento corto para niños?

escribir cuentos infantiles

En su determinación de vivir de su pasión muchos escritores han pasado por largos períodos dedicados a este arte o se han convertido definitivamente en creadores de historias infantiles. Sí bien son pocos los afortunados que pueden dedicarse a tiempo completo a la creación literaria, también es cierto que el mercado de los cuentos infantiles es uno de los más lucrativos y uno de los que ofrecen más oportunidades económicas a los escritores. A continuación, algunas consideraciones al respecto:

¿Qué es un cuento infantil?

Primero debemos formarnos una idea general sobre qué es un cuento infantil. Un cuento infantil es una narración muy breve y concisa cuyo lenguaje y argumento debe comprenderse de la forma más sencilla posible. Su objetivo principal debe ser atraer a los niños a través de los placeres de la aventura o la musicalidad y los colores. Pero no puede tratarse de cualquier historia, debe ser una historia que transmita aprendizajes y enseñanzas relevantes para los niños de hoy, a la vez que les ayude a trabajar el lenguaje o habilidades y conocimientos básicos.

Formato básico de un cuento infantil

Además del lenguaje y la enseñanza en un cuento infantil las imágenes son de gran relevancia y su extensión debe estar entre las 35 y las 40 páginas como máximo (incluyendo las ilustraciones).

Consejos para escribir un cuento infantil

A continuación, algunas ideas sobre cómo empezar crear nuestra propia historia:

1.    Que la historia sea original

Es esencial interesar a los padres o maestros con historias que sean distintas de las de siempre, ya que estos serán los que en principio escojan cuáles serán para sus hijos o alumnos. En el caso de estas historias cuentas con posibilidades infinitas ya que los niños no estarán demasiado interesados en la verosimilitud de las historias. Solo debe ser coherente y razonar en la realidad a través de sus enseñanzas.

2.    Prueba inventar distintos personajes

Puede que no se te ocurra una historia tan original el principio, pero siempre puedes partir de algún personaje. Piensa en alguna situación curiosa hoy llamativa que vivió alguna persona o que se te presento a ti mismo, y en un personaje indicado para vivir esta historia con fuerza.

3.    Puedes empezar con el escenario

Si no has encontrado una historia muy brillante o no sabes qué personaje podría cobrar la vida suficiente para hacerse cautivador, puedes pensar en un lugar en el que en algún sentido hayas percibido cierto encantó y le pueda dar la magia necesaria tu historia o sus personajes.

4.    Los animales siempre son una buena opción

Los niños siempre sienten curiosidad y simpatía por los animales, ya que los ven como criaturas maravillosas y curiosas. Además, los animales que toman cualidades humanas son siempre una acción didáctica para plantear los dilemas del mundo de una forma verosímil interesante. Si nos fijamos bien la mayoría de los cuentos infantiles incluyen animales o están del todo conformados por ellos.

5.    La importancia de la frase inicial

Las frases con que inician las historias suelen tener una fuerza y un tono especial que ponen en situación o en perspectiva al lector y le inviten a seguir leyendo. Por otro lado, no debemos centrarnos solo en esto sino tener en cuenta que esta frase será el primer paso para conseguir una voz homogénea en la historia que la haga verdaderamente cautivadora y personal.

6.    La moraleja de la historia

La enseñanza que quieres transmitir puede ser el fondo o la idea que te lleve a concebir una historia. Todos los cuentos infantiles que se hacen populares deben tener algo aprovechable o al menos un mensaje que resuene en el fondo y nos haga tener una perspectiva reveladora de una realidad no siempre tan sencilla de comprender.

7.    Usa una historia personal o conocida

Las historias siempre nos sirven para reflexionar y conocer más profundamente la realidad en que vivimos, pero también suelen derivarse de experiencias decisivas que nos han cambiado la perspectiva del mundo. Siempre podemos tomar algo de allí y transformarlo para crear una historia que al menos en el fondo ofrecerá un aporte valioso.

8.    Adapta un cuento tradicional

La mayoría de los cuentos famosos de todas las épocas son adaptaciones de historias más antiguas. Puedes investigar un poco sobre viejas historias de tu cultura o de culturas cercanas y tomar una que sea Interesante pero no tan conocida que creas que puede resonar en los más pequeños.

9.    Apóyate en los miedos de la infancia

Todos tenemos al menos algunos vagos recuerdos sobre nuestra infancia o la infancia de nuestros propios hijos. Podemos encontrar formas didácticas de dar solución a situaciones problemáticas reflexionando sobre lo que hicimos en su momento o pensando en lo que hubiera sido bueno hacer.


Si quieres leer más publicaciones y cuentos similares a: ¿Cómo escribir un cuento corto para niños? (2022) puedes visitar la sección: Blog.

¿Qué más puedes encontrar en cuentos.cool?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web usa Cookies, si continúa navegando está aceptando las mismas. Más información

Cuentos.Cool (c) Todos los derechos reservados (2022) | Políticas de privacidad | Contacto