¿Cómo se debe de contar los cuentos a los bebés?

cuentos a bebes

Teorías modernas del lenguaje sugieren que este podría ser una especie de sexto sentido, porque a través de el percibimos y conocemos una parte de la realidad. Por eso, conviene que los más pequeños adquieran esta habilidad tempranamente, pero solo por medio de la estimulación natural y a un ritmo adaptado a su propio desarrollo.

Está demás hablar de todos los beneficios que puede tener la lectura para el desarrollo del lenguaje, pero esto no siempre es tan sencillo de aplicar. La verdad es, que el hábito de la lectura y el interés por las historias contadas o leídas ha venido decreciendo en los últimos tiempos.

Consejos para contar cuentos a los bebés

Es importante contar cuentos a los niños incluso desde antes que aprendan a hablar. Esto les ayudará en el proceso y antes de que podamos advertirlo nos entenderán, primero por nuestro lenguaje corporal, luego algunas palabras, hasta que empiecen a captar de forma general las historias.

Con nuestra rutina de narración se irá poco a poco generando un vínculo afectivo y el lenguaje mejorará más fácilmente, es importante que escojamos aquellos cuentos que se adaptan mejor a los más pequeños.

Se debe tener siempre presente que es más importante narrar una historia que leerla. De esta forma los niños estarán más concentrados y le sonará más natural.

Dar matices a la lectura con gestos y tonos de voz graciosos o que puedan animar un poco los personajes, hará más amena la lectura y facilitará qué los niños se interesen por ella.

Estrategias para acercar a los bebés a los libros

Cuando los niños son más pequeños es muy apropiado repetirles las cosas, especialmente las más importantes. En este contexto podemos decirles, por ejemplo, cuánto disfrutamos leer junto a ellos.

En esa misma tónica servirá de mucho hablarles de forma optimista. Por ejemplo, podemos referirnos a la hora de los cuentos de forma especial, destacarla como la hora preferida del día.

Dar un lugar especial dentro de la casa a los libros y adquirir suficientes para que el niño tenga opciones de escoger. Siempre pueden buscarse de segunda mano o en último caso, pedirlos prestados en la biblioteca.

Es muy importante motivar a los niños a que tomen sus propias decisiones y permitirles escoger, para dar libertad y reforzar los vínculos que puedan establecer con las cosas y con el mundo que les rodea.

Podemos motivarlos a la lectura premiándolos con libros y escogiendo libros atractivos a nivel visual.

Estrategias para que los niños se interesen en las historias

Es conveniente comentar la lectura y preguntarles qué parte de la historia prefieren. Exponga al niño los detalles del libro, como podrían ser sus partes, historias o impresiones acerca de quién lo ilustro o quién lo escribió.

Explíquele todo tipo de detalles sencillos sobre la lectura, por ejemplo, la forma en que se deben las palabras, la dirección en que se lee y que ellas se separan por espacios.

Hágale preguntas que lo inviten a pensar o anticiparse sobre la historia, ¿qué crees o qué opinas de esto? ¿qué crees que pasara luego?, podrían ser buenas preguntas.

Motive y permita que el niño haga preguntas, deténgase a responder, intente establecer relaciones entre la vida, la posible experiencia de su hijo y la historia.

Es positivo que su hijo tenga cuentos favoritos y que pida leerlos una y otra vez, a muchos niños les fascina oír sus cuentos favoritos.

Permita y motive a su hijo a que lea el cuento o cuente su propia versión, sédale el turno de la lectura cada vez que sea posible.

Puede incluso darle algunos detalles técnicos, como la entonación las pausas o algunas técnicas para la lectura.

Consejos para habituar a los niños a la lectura

El primer acercamiento debe venir por parte de los padres, y es muy recomendable que lea a sus hijos diariamente al menos unos 15 minutos. Con el fin de convertir la lectura en parte de una rutina.

El momento en que los más pequeños se van a la cama podría ser apropiado, ya que estás historias les ayudarán a recrear en su mente un ambiente de tranquilidad, alejado de la realidad que les relajará y les ayudará a conciliar el sueño.

Los cuentos infantiles pueden ser utilizados para establecer un vínculo con los hijos y a través de este vínculo, un vínculo con la lectura. Por eso podría ser recomendable sentar al niño en el regazo cuando se lee, y permitirle que toque el libro o que ayude a cambiar la página.

No hay que forzar las cosas ni apresurarse. Puede empezar leyendo muy pocos minutos y detenerse cuando pueda ver que el niño no disfruta o que se desconcentra con demasiada facilidad. Si tiene paciencia, con el tiempo, el niño empezar a escuchar por más tiempo cada vez.


Si quieres leer más publicaciones y cuentos similares a: ¿Cómo se debe de contar los cuentos a los bebés? (2022) puedes visitar la sección: Blog.

¿Qué más puedes encontrar en cuentos.cool?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web usa Cookies, si continúa navegando está aceptando las mismas. Más información

Cuentos.Cool (c) Todos los derechos reservados (2022) | Políticas de privacidad | Contacto