¿Para qué sirven los cuentos infantiles?

cuentos infantiles

En los últimos tiempos, llenos de recursos en forma de aparatos tecnológicos y comodidades, pero también más ajetreados y competitivos, se han venido sustituyendo algunas costumbres básicas, que suponían beneficios notables.

Por ejemplo, los clásicos cuentos infantiles han ido perdiendo terreno poco a poco, a medida que han venido apareciendo diversas opciones de dibujos animados y contenido multimedia que captura fácilmente la atención de nuestros niños más pequeños y les entretiene por horas, permitiendo que dispongamos de más tiempo para nosotros.

Beneficios de los cuentos infantiles

Particularmente este tema, tiene sus ventajas y desventajas, aunque nos cueste tiempo y esfuerzo, ciertamente será más beneficioso y estimulante para la imaginación de un niño, una historia contada o leída, que totalmente prediseñada en contenido multimedia. además de que nuestras historias se pueden adaptar a fines más específicos, incluso como medio pedagógico o terapéutico.

Los cuentos infantiles pueden hacer con el tiempo más reflexivos a nuestros niños, ayudándoles a comprender situaciones complejas, sencillamente captando su interés y dándoles tiempo y estrategias para reflexionar sobre ellas. A través de cuentos infantiles podemos inculcarles nuestros valores y perspectivas sobre el mundo, de una forma natural y estimulante.

Los cuentos infantiles pueden transmitir estrategias o formas de actuar ante situaciones desconocidas y ayudar a nuestros niños a enfrentar sus temores de forma didáctica. Los cuentos infantiles enriquecerán el imaginario de nuestros niños con historias que representan la esencia de la realidad. todos estos conocimientos de los cuentos infantiles estarán presentes en su memoria para que en etapas posteriores tengan más facilidad para adquirir conocimientos de mayor complejidad.

 

Los cuentos infantiles como estrategia pedagógica

Algunos especialistas aconsejan utilizar la estrategia de tratar a los niños como si fueran escritores y lectores, aunque estos aún no sepan leer o escribir. De esta forma los niños desarrollarán su creatividad en un ambiente de seguridad y estimulación, entrenándose para predecir o anticipar, improvisar o dar su opinión de cada historia.

Se estimulará su memoria al punto de que probablemente recordarán por el resto de su vida muchas de estas historias, siempre que hayan llamado lo suficiente su atención. A través de las historias de los cuentos infantiles se les podrá transmitir valores y rasgos culturales esenciales de su comunidad y su entorno familiar, que caracterizan su cultura desde muchas generaciones.

El valor metafórico y moral de las historias les ayudará a reflexionar y a comprender situaciones complejas, podrán tener una postura mayormente crítica ante la realidad, y dispondrán de herramientas para lidiar con ella. Enriquecerán su vocabulario, desarrollarán sus habilidades lingüísticas tanto a nivel léxico como fonético. Además, los cuentos infantiles les ayudarán a fortalecer su capacidad de escucha, de atención y de concentración.

Además de tener fines puramente pedagógicos, los cuentos infantiles son una herramienta óptima para estimular muchas otras facetas del desarrollo y proceso evolutivo. Estas están conformadas por habilidades más por conocimientos y que es crucial adquirirlas en la infancia. Muchos no lo logran hasta que llegan a la edad adulta, y solo medianamente.

Cuentos infantiles como estrategia de educación social, emocional o con fin terapéutico

Un alto porcentaje de los padres no son realmente conscientes ni han podido reflexionar a lo largo de su vida sobre estas otras habilidades, que están más allá del lenguaje, el análisis y la reflexión, pero que toda persona debe desarrollar para poder afrontar todos los retos de la vida de forma satisfactoria.

Algunas de estas habilidades son, por ejemplo, la capacidad de socialización, la empatía, o la capacidad de lidiar con las emociones. Son facetas complejas al igual que las otras y tomará muchos años desarrollar óptimamente, pero para que esto pueda suceder, es importante que empiecen a desarrollarse desde la infancia.

Los cuentos infantiles, pueden ayudar a nuestros niños a adquirir el hábito de conciliar el sueño, fácilmente, dejando de lado las preocupaciones y los temores. Pueden ayudar a nuestros niños a superar temores de los que no son conscientes ni tampoco nosotros: a través de las habilidades y hazañas de personajes con los que puedan identificarse, en situaciones muy comunes pero que aún son desconocidas y complejas para ellos.

Los cuentos infantiles les ayudarán a desarrollar su empatía hacia el mundo, sus semejantes y los demás seres vivos: animales, plantas, e insectos. También nos resultarán útiles para inculcarles valores sociales y pueden ser una herramienta muy versátil, que permitirá desarrollar actividades grupales con otros niños o con la familia, creando espacios de vinculación emocional que además de fortalecer la socialización y el vínculo, les permitirá lidiar con sus emociones en un entorno guiado y controlado.


Si quieres leer más publicaciones y cuentos similares a: ¿Para qué sirven los cuentos infantiles? (2022) puedes visitar la sección: Blog.

¿Qué más puedes encontrar en cuentos.cool?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio web usa Cookies, si continúa navegando está aceptando las mismas. Más información

Cuentos.Cool (c) Todos los derechos reservados (2022) | Políticas de privacidad | Contacto